Xunta
Xunta
SOGAMA
SOGAMA
SOGAMA
SOGAMA
SOGAMA
SOGAMA
SOGAMA en Facebook
SOGAMA en Twitter
SOGAMA en Vimeo
SOGAMA en Linkedin
SOGAMA

Idiomas

Bolsa negra

Print this pagePrint this pagePrint this page

De las fracciones obtenidas tras la recogida selectiva de los residuos urbanos, la “bolsa negra” es la que contiene los residuos que no pueden ser reciclados por otras vías, lo que se conoce como "fracción resto" y que son susceptibles de ser valorizados energéticamente como opción preferible a su eliminación o vertido.

Contenedor genérico

  • Restos orgánicos
  • Pañales, compresas
  • Papel y cartón manchado de grasas
  • Bombillas
  • Espejos
  • Loza rota
  • Cintas de vídeo y de audio
  • Disquettes y CDs
  • Bolígrafos
  • Juguetes de plástico
  • Cualquier material distinto de:
    • Envases de plástico, latas y briks
    • Envases de vidrio
    • Papel y cartón limpios
    • Pilas

La gestión de la bolsa negra comienza con la recogida de los contenedores genéricos, destinados a acoger los residuos orgánicos y no reciclables. Esta recogida es competencia municipal y, por tanto, son los propios ayuntamientos los que se encargan de transportar estos residuos a la correspondiente planta de transferencia, donde son trasvasados a contenedores de mayor capacidad con el objeto de minimizar los costes de transporte hasta  Cerceda.

El transporte se realiza por diferentes vías, según las posibilidades disponibles en cada caso, utilizando la carretera o el ferrocarril.

Cuando estos residuos llegan al Complejo Medioambiental de Cerceda, son descargados en la Planta de Reciclaje, Tratamiento y Elaboración de Combustible, donde, tras separar la parte reciclable, que es remitida a los recicladores, se acondiciona con el resto un Combustible Derivado de Residuos (CDR), que luego alimenta una Planta Termoeléctrica para generar energía eléctrica suficiente con la que abastecer al 12% de los hogares gallegos.

AdjuntoTamaño
Icono PDF El camino de la bolsa negra [pdf]618.05 KB