Imagen_Sogama_Home
Vimeo
Linkedin

Idiomas

Las "3R" de la Ecología: Reduce, reutiliza y recicla

Print this pagePrint this page

Producir residuos es una acción inherente a la condición del ser humano. Pero los complejos sistemas de producción y consumo han hecho que, en los últimos tiempos, la generación de desechos se haya disparado de forma alarmante, con la particularidad de que los productos que adquirimos están conformados en muchos casos por materiales que no se degradan fácilmente y que, de no ser gestionados de forma correcta, supondrán una seria amenaza para nuestro entorno y salud.

La Sociedade Galega do Medio Ambiente asume la gestión de los residuos contenidos en la bolsa amarilla (latas, briks y envases de plástico) y bolsa negra (fracción resto). Dentro de sus competencias no se encuentra la gestión de materiales tales como papel/cartón, vidrio, pilas y residuos especiales recogidos a través de los puntos limpios, que son tratados en cada caso por gestores autorizados.

Pero, antes de que esta empresa pública ponga en marcha su operativa, el ciudadano puede ayudar en gran medida a hacer una gestión más sostenible de los residuos que produce cada día. La clave, siempre a su alcance, reside en las tres erres: Reducir, Reutilizar y Reciclar

REDUCIR:

  • Consumiendo de forma responsable y haciendo una lista previa con lo realmente necesario.
  • Comprando las cantidades ajustadas a las necesidades de la unidad familiar y adquiriendo productos en los que se tenga en cuenta la fecha de caducidad, que en todo caso debe diferenciarse de la del consumo preferente.
  • Optando por alimentos frescos  y a granel, y eligiendo productos que estén mínimamente envueltos, dando preferencia a los envasados que  se puedan volver a utilizar.
  • Reparando todos los materiales que resulte posible, como es el caso de muchos aparatos eléctricos que aún sirven y de los que nos deshacemos cada año.
  • Dando preferencia a los productos locales, pues con ello contribuiremos al desarrollo de la economía en nuestro entorno más inmediato y evitaremos el exceso de embalaje que trae consigo el transporte a grandes distancias, disminuyendo al mismo tiempo las emisiones de CO2.

REUTILIZAR:

  • Usando trapos de cocina en lugar de rollos de papel, y pañuelos de algodón en lugar de su versión en papel.
  • Optando por vasos, platos y tazas de loza o cristal, evitando el uso de desechables.
  • Llevando de casa la bolsa o el carrito de la compra, evitando utilizar una nueva bolsa de plástico cada vez.
  • Aprovechando al máximo el papel, usando siempre las dos caras de las hojas y reutilizando las impresas por una.
  • Empleando pilas recargables.

RECICLAR:

  • Separando los residuos por tipologías y depositándolos en los contenedores adecuados.

UN EJERCICIO DE RESPONSABILIDAD

Aplicando de forma efectiva el principio europeo de las tres erres (Reducir, Reutilizar y Reciclar), daremos cumplimiento a otro gran principio para la sostenibilidad del sistema, el de la responsabilidad compartida.

Abandonando el modelo lineal de usar y tirar, y apostando por uno circular en el que los residuos sean transformados en recursos, abriremos la puerta a un futuro esperanzador.

Porque el respeto por el hoy se traduce en garantía para el mañana.