Imagen_Sogama_Home
Vimeo
Linkedin

Idiomas

Carballo extiende su red de vermicompostaje al ámbito escolar

Print this pagePrint this page
  • Tras haber incorporado 22 familias al programa de vermicompostaje, la concejalía que dirige Luis Lamas ha querido extender esta experiencia a los centros educativos y al propio huerto infantil ecológico, entre los que ha distribuido seis vermicompostadores cedidos por Sogama.
  • Consciente de que los pequeños desempeñan un papel clave en la sostenibilidad, el ayuntamiento no ha querido perder la oportunidad de hacerlos partícipes de esta experiencia, a la que, sin lugar a dudas, contribuirán de forma efectiva y desde el máximo interés.
  • En este caso, el peso del proceso de fermentación de la materia orgánica recae sobre lombrices de tierra, que la ingieren y la excretan en forma de humus, un abono natural con extraordinarias propiedades fertilizantes para el suelo.
  • La promoción del compostaje en sus diferentes modalidades, permite a Carballo contribuir a cerrar el ciclo de recuperación de los residuos orgánicos, evitando que éstos sean depositados en los contenedores convencionales.

Cerceda, a 13 de marzo de 2018.-  En su firme apuesta por la prevención y la reducción de residuos, así como por el reciclaje de la materia orgánica en origen, el concello de Carballo, con amplia experiencia en el ámbito del compostaje en sus distintas modalidades, ha decidido extender las prácticas de vermicompostaje al ámbito escolar. Así, y con el apoyo de Sogama, ha distribuido un total de seis vermicompostadores entre el propio Huerto Infantil Ecológico, los CEIP Fogar y Nétoma-Razo y el Centro Rural Agrupado, que aglutina a una serie de escuelas unitarias.

Esta nueva fase tiene lugar después de que el Departamento de Medio Ambiente hubiese puesto en marcha un plan pionero de tratamiento de la fracción orgánica de los residuos a través de lombrices de tierra en un total de 22 hogares, siendo formadas las familias participantes a través de un curso presencial, apoyado con material divulgativo, e impartido por la firma Ecocelta, especialista en la fabricación de abonos ecológicos.

A diferencia del compostaje doméstico, que necesariamente debe ser implantado en viviendas unifamiliares que dispongan de terreno (huerto o jardín) en el que aplicar el compost resultante, en el caso del vermicompostaje no resulta un requisito imprescindible, pudiendo llevarse a cabo en cualquier todo de hogar.

Los recipientes están conformados por tres cajones a través de los cuales discurre el proceso y en donde las lombrices de tierra ingieren la materia orgánica, excretándola luego en forma de humus, un fertilizante natural de extraordinarias propiedades agronómicas para el suelo, toda vez que lo dota de una mayor resistencia ante plagas y enfermedades.

De esta forma, el concello contribuye a cerrar el ciclo de recuperación de los residuos orgánicos, evitando que éstos sean depositados en los contenedores convencionales, con los consiguientes beneficios ambientales, económicos y sociales.

Para que el desarrollo de la técnica se lleve a cabo con garantías, los usuarios han recibido las instrucciones oportunas, debiendo controlar parámetros tales como el oxígeno, la humedad y la temperatura, esenciales para la supervivencia de las lombrices y para la correcta operativa del programa.

Con la incorporación del ámbito escolar a esta iniciativa, la concejalía que dirige Luis Lamas pretende implicar al colectivo educativo en una gestión más sostenible de los residuos y que ésta se integre de forma transversal en las propias aulas, formando parte de las materias objeto de estudio.

En este caso, la formación de los pequeños, verdaderos vehículos canalizadores de las buenas prácticas ambientales, corre a cargo del personal municipal que atiende el huerto ecológico y con amplia experiencia en este ámbito.

Saludos, Departamento de Comunicación

13 Mar 2018

Galería