SOGAMA en Facebook
SOGAMA en Twitter
SOGAMA en Vimeo
SOGAMA en Linkedin
SOGAMA

Idiomas

Sogama conmemora el Día del Medio Ambiente con una campaña en la que ensalza el poder de las 3R

Print this pagePrint this pagePrint this page
  • La iniciativa forma la forma de un manual de buenas prácticas sobre la reducción, reutilización y reciclaje, así como cuatro microvídeos sobre el buen uso de los principales contenedores de recogida selectiva habilitandos en las vías públicas: amarillo, azul, iglú verde y verde genérico.
  • La compañía se hace eco del proyecto de ampliación de su complejo medioambiental, que arrancó con la puesta en marcha de una nueva planta para la recuperación de materiales contenidos en la basura convencional y que ahora prosigue con la remodelación de la antigua planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible.
  • Esta mejora vincula a la innovación tecnológica ambiental permitirá a la empresa tratar en condiciones óptimas los residuos urbanos producidos por los 295 ayuntamientos adscritos a su modelo, multiplicar por cuatro su aportación al reciclaje y llegar en 2020 al vertido técnico cero.

 Cerceda, A 5 de junio de 2019.- #RRR. El Medio Ambiente necesita tu ayuda. Así reza el lema de la campaña online que Sogama lanza para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente y que destina fundamentalmente a los 295 ayuntamientos adheridos a su modelo de gestión a fin de ayudarles a implantar medidas efectivas (Reducir, Reutilizar y Reciclar) con las que aminorar la generación de desechos en origen e incrementar sus porcentajes de reciclado, en línea con las directrices europeas en la materia, enmarcadas a su vez en el paquete de economía circular.

Con esta iniciativa, la Sociedad pública pone a disposición de los concellos, y de cualquier interesado, una serie de recursos divulgativos que toman la forma de un manual de buenas prácticas, con vocación didáctica y asequible para todo tipo de público, y cuatro microvídeos a través de los cuales abunda en las funcionalidades de los cuatro principales contenedores ubicados en las vías públicas para el depósito de residuos, concretando lo que debe y no debe depositar el ciudadano en cada recipiente. La pretensión última es ayudar a la población a que efectúe una selección de mayor calidad, siendo ésta un factor clave para incrementar las tasas de reciclado.

Se recuerda así que el contenedor amarillo se destina a acoger envases de plástico, latas y briks, nunca plásticos que no sean envases ni envoltorios; que el contenedor azul está concebido para los envases de cartón y papel, debiendo evitar elementos accesorios tales como anillas, grapas y alambres y, por supuesto, servilletas y pañuelos  de papel sucios y cartones manchados con grasa y aceite; que el iglú verde está recepciona envases de vidrio (botellas, frascos y tarros), nunca vidrios especiales como pueden ser los vasos de cristal, espejos, cristales de ventanas y parabrisas de coches; y que el contenedor verde constituye el último eslabón para depositar la fracción no reciclable.

No obstante, y con carácter previo al reciclaje, el propio manual se hace eco de sencillos gestos con los que facilitar una gestión más sostenible de los residuos: comprar con racionalidad y teniendo en cuenta las verdaderas necesidades, priorizar las adquisiciones a granel y evitar el uso desmedido de envases y envoltorios, así como  llevar la bolsa de casa a la tienda y recuperar el tradicional carrito de la compra.

En el caso de los productos perecederos, se insiste en la conveniencia de revisar primero  la despensa y la nevera para consumir antes los más antiguos, así como en la importancia de diferenciar entre fecha de caducidad (momento a partir del cual un artículo puede representar un riesgo para la salud) y fecha de consumo preferente (momento a partir del cual un producto puede perder cualidades tales como textura, olor, sabor, pero sin representar una amenaza para la salud), ajustar las raciones al número de comensales y aprovechar las sobras para elaborar nuevos menús. Y, para los desperdicios alimentarios, una buena opción, en el caso de familias que habiten en viviendas con terreno, es elaborar compost a partir de los mismos, cerrando así el círculo de recuperación de la materia orgánica, que se devuelve al suelo en forma de nutrientes.

Se aconseja también prescindir de los plásticos de un solo uso, dar prioridad a los materiales con recambio y donar la ropa que ya no se use, evitando acumular objetos innecesarios que ya no resulten de utilidad. Una buena opción es regalarlos o bien venderlos en mercados y aplicaciones online de segunda mano; nunca tirarlos.

Pero, más allá de las iniciativas de educación y concienciación ambiental en materia de residuos, que son una constante en la estrategia corporativa de Sogama, la empresa, en el marco del proyecto de ampliación del complejo industrial de Cerceda, ya cuenta, desde noviembre de 2018, con una nueva planta de recuperación de materiales contenidos en la denominada bolsa negra (residuo convencional) en la que se logra clasificar, con tecnologías de última generación enmarcadas en la industria 4.0, hasta 11 tipologías de residuos para su posterior remisión a la industria transformadora, propiciando su conversión en recursos.

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA APLICADA A RESIDUOS

Asimismo, y en ese afán de renovación y mejora continua, la empresa acometió a principios del año en curso la remodelación de la antigua planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible a fin de actualizar procesos y optimizar funcionalidades.  Será este mismo verano cuando Sogama culmine las obras de ampliación de su complejo industrial, que pasará a convertirse en el más innovador, eficiente y moderno de Europa, y uno de los de mayor envergadura en el actual escenario mundial.

Con una inversión de 29 millones de euros, la ampliación de Sogama permitirá que la entidad trate de forma óptima todos los residuos que llegan a sus instalaciones y, en el marco de las directrices europeas, sea capaz de cuadriplicar sus tasas de reciclaje y llegar, ya en 2020, al vertido técnico cero (10%), objetivo establecido por el Parlamento Europeo para los países miembros en el horizonte de 2035. Esto quiere decir que Sogama dará debido cumplimiento a este reto con 15 años de antelación.

No debe olvidarse que la media de vertido en España ronda el 57%, y que Sogama, de forma progresiva, ha venido disminuyendo el depósito de residuos en vertedero, previendo bajar al 10% el próximo año, porcentaje que aglutina aquella parte de los desechos que, dadas sus características, no se puede reciclar ni recuperar energéticamente.

En una jornada tan emblemática como la de hoy, Día Mundial del Medio Ambiente, Sogama quiere estrechar lazos con la ciudadanía para hacer efectiva la recuperación de residuos y su transformación en recursos.

La vía industrial, a través de la innovación tecnológica, junto con la mayor colaboración de los ayuntamientos y ciudadanos, propiciará que nuestra comunidad pueda contribuir, de forma decidida y con garantías, al cumplimiento de los objetivos europeos y avanzar así hacia el verdadero desarrollo circular de nuestra comunidad: más reciclaje y menos vertido.

Entra en www.sogama.gal y descubre #RRR. O MEDIO AMBIENTE NECESITA A TÚA AXUDA

http://www.sogama.gal/reciclaxe/index.html

5 Jun 2019

Galería