Idiomas

El concello de Aranga conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente con el juego gigante de Sogama “Un partido polo planeta”

Print this pagePrint this pagePrint this page

•A fin de que los escolares de la localidad puedan disfrutar del mismo, una de las réplicas permanecerá en el CEIP A Castellana, desde mañana, 27 de mayo hasta el 12 de junio.

•La segunda se trasladará al municipio lucense de O Vicedo, en concreto a la sede de la Asociación do Nordés, una entidad sin ánimo de lucro que tiene por objeto poner en valor y dar a conocer el patrimonio cultural, natural, artístico e histórico de Serra da Faladora, aglutinando los concellos de As Pontes, Mañón y Ortigueira, en la provincia de A Coruña, y Ourol, O Vicedo y Muras, en la de Lugo. Allí estará entre los días 10 y 15 de junio.

•Dado que en la protección del medio ambiente la gestión sostenible de los residuos urbanos ocupa un destacado lugar, ambas entidades han optado por disponer de un instrumento lúdico con el que aprender, pero también con el que divertirse.

Cerceda, a 26 de mayo de 2015.- Una de las réplicas del juego gigante de Sogama “Un partido polo planeta” pondrá rumbo al municipio coruñés de Aranga con el objetivo de que los servicios socioculturales del concello puedan utilizarlo para instruir a los alumnos del CEIP A Castellana y poder así conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebrará el próximo 5 de junio.

No obstante, y con el objetivo de que todos los alumnos puedan disfrutar al máximo de esta actividad lúdica y didáctica, el juego permanecerá en el centro desde mañana, 27 de mayo, hasta el 12 de junio, encargándose el propio concello de custodiarlo.

Por su parte, entre los días 10 y 15, otra de las réplicas viajará hasta la sede de la Asociación do Nordés, perteneciente a la localidad lucense de O Vicedo; una entidad sin ánimo de lucro que tiene por objeto poner en valor y dar a conocer el patrimonio cultural, natural, artístico e histórico de Serra da Faladora, atendiendo a los concellos de As Pontes, Mañón y Ortigueira, en la provincia de A Coruña, y Ourol, O Vicedo y Muras, en la de Lugo.

En los dos casos, la gestión sostenible de los residuos urbanos ocupa un destacado lugar, de ahí que ambas entidades hayan optado por disponer de un medio lúdico con el que formar a los destinatarios en la materia, habida cuenta de la importancia que, al respecto, tiene la colaboración ciudadana, resultando esencial la aplicación efectiva, por parte de ésta, del principio comunitario de las tres erres: reducir la producción de desechos, aprovechar al máximo los productos a través de su reutilización, y segregarlos por tipologías para promover su posterior reciclado, facilitando de esta forma su transformación en nuevas materias primas.

GOL A FAVOR DEL MEDIO AMBIENTE

El tablero del juego, que cuenta con una serie de piezas auxiliares, reproduce un campo de fútbol en el que los equipos deben golear al contrincante. Pero para introducir la pelota en la portería del adversario, sus miembros deben superar satisfactoriamente una serie de pruebas en las que tendrán que dar buena cuenta de sus conocimientos y habilidades en la materia.

Para ello, deben enfrentarse a preguntas relativas a la correcta gestión de los desechos, que, en todo caso, se aglutinan en tres secciones diferenciadas:

•E ti que sabes?, con la que se busca indagar en el bagaje de los niños de una forma divertida. Junto con las respuestas correctas, hay alguna que otra disparatada.

•Saltas á pista. Es más dinámica. Los participantes deben mostrar su formación y talento en áreas tales como el dibujo, la interpretación, las adivinanzas y la agilidad mental, cobrando especial peso las dotes artísticas y de interpretación

•Encesta en el contenedor. Guiándose por los residuos dibujados en una serie de cartas, tienen que saber en qué contenedor de recogida selectiva deben ser introducidos.

Por lo general, este apartado es aprovechado por los monitores de la actividad para recordar los materiales a depositar en cada recipiente: amarillo, para los envases de plástico, las latas y los briks (nunca plásticos que no sean envases ni envoltorios); azul, para los de cartón y papel (nunca papeles plastificados, encerados y de calco, debiendo retirar previamente elementos accesorios como alambres, anillas y grapas); iglú verde, para las botellas, frascos y tarros de vidrio, sin las tapas, descartando vidrios especiales tales como cristalerías, espejos, cristales de ventanas y parabrisas de coches; contenedor específico para pilas, residuo problemático por excelencia (una sola pila botón puede llegar a contaminar hasta 600.000 litros de agua); y verde convencional, para la fracción resto, que Sogama se encarga de transformar en electricidad en su complejo medioambiental de Cerceda (A Coruña).

También se recuerda que, en el caso de las viviendas unifamiliares que dispongan de huerto y/o jardín, el compostaje doméstico constituye una magnífica opción para el tratamiento de la materia orgánica, pudiendo obtener a partir de la misma un abono natural con interesantes propiedades para el suelo, posibilitando de esta forma que los terrenos agrícolas ganen en nutrientes y, por tanto, que resulten más fértiles.

Saludos, Departamento de Comunicación

26 Mayo 2015

Galería