Idiomas

Sogama repartirá 2.000 kilos de compost entre los municipios de Carballo y Laracha

Print this pagePrint this pagePrint this page
  • Son los dos concellos pioneros que decidieron implantar en su momento el quinto contenedor, de color marrón, para recoger de forma diferenciada la materia orgánica y transformarla en abono en la planta de compostaje de Sogama.
  • Las distintas caracterizaciones realizadas por parte de la empresa pública han venido acreditando la alta calidad de los residuos orgánicos procedentes de estos municipios, con un nivel de impropios de tan solo el 3%.
  • Asimismo, estas localidades han apostado firmemente por el compostaje doméstico, habiendo recibido de Sogama alrededor de 700 compostadores, así como la formación y el material didáctico correspondiente.

Cerceda, a 17 de octubre de 2021.- Sogama repartirá 2.000 kilos de compost entre los dos ayuntamientos pioneros en la implantación del quinto contenedor, de color marrón, para recoger de forma diferenciada la materia orgánica y convertirla en abono en su planta de compostaje. Es el caso de los municipios vecinos de Carballo y Laracha.

Con el fin de que la población de estas localidades pueda comprobar por sí misma el resultado de su implicación y esfuerzo, cada ente local entregará al vecindario bolsas de compost, un abono natural elaborado en la planta de biorresiduos de Sogama, en Cerceda, con excelentes propiedades fertilizantes para la agricultura y la jardinería.

A pesar del impacto de la pandemia y las dificultades inherentes a la misma, los municipios dieron continuidad a la recogida selectiva de la fracción orgánica, adelantándose así al cumplimiento de una norma que será obligatoria para todos los concellos gallegos antes del 31 de diciembre de 2023.

Las distintas caracterizaciones de los residuos recogidos a través del contenedor marrón, acreditaron la alta calidad de los mismos, ya que más del 96% era materia orgánica, fundamentalmente restos de alimentos, y tan solo el 3% elementos impropios.

Para alcanzar estos buenos resultados, los dos ayuntamientos llevan a cabo campañas de formación y concienciación para promover la colaboración de los vecinos en la recogida diferenciada de las distintas tipologías de residuos, prestando especial atención a la fracción orgánica.

Dado el éxito de todo el proceso, se confía en que más municipios del área de influencia de la planta de compostaje de Cerceda se sumen a esta iniciativa. De hecho, Sogama también repartirá bolsas de compost en otras localidades cercanas a fin de que cunda el ejemplo y se unan a un camino que ya no tiene marcha atrás, el de la economía circular, convirtiendo la materia orgánica en un recurso que vuelve a dar vida.

TEJIENDO UNA AMBICIOSA RED

Si bien la gestión de los residuos urbanos es una competencia municipal, la Xunta ha tendido la mano a los concellos para ayudarles a dar debido cumplimiento a la ley. De esta forma, a la planta de biorresiduos de Sogama en Cerceda le seguirá la construcción de otras tres instalaciones de estas características que se levantarán en Cervo (Lugo), Vilanova de Arousa (Pontevedra) y Verín (Ourense). Todas ellas estarán equipadas con las últimas tecnologías para propiciar un compost de alta calidad y garantizar que su actividad no afecta al medio ambiente ni a la población. Además de todo ello, estarán alimentadas con energías renovables, siendo autosuficientes desde el punto de vista energético.

Asimismo, contarán con el apoyo de 13 plantas de transferencia, que serán acondicionadas, transformadas o adaptadas para poder trasvasar en las mismas la materia orgánica, que luego serán transportada a la planta de compostaje más próxima.

El objetivo es que esta red, a la que se destinará una inversión de 35 millones de euros, contando con una cofinanciación de los Fondos FEDER (30 millones) como respuesta de la Unión Europea a la crisis de la COVID-19, entre en funcionamiento a finales de 2022, dando cobertura a más de 2,2 millones de gallegos. De esta forma, se propiciará que la mayor parte de los municipios tengan una planta de compostaje o de transferencia a menos de 50 km de distancia, garantizando así una respuesta efectiva a los objetivos europeos en el ámbito del reciclaje.

Igualmente, cabe destacar la firme apuesta que Carballo y Laracha han hecho por el compostaje doméstico, habiéndose encargado Sogama de suministrar a estos concellos, de forma gratuita, alrededor de 700 compostadores, además de proporcionar el material didáctico para distribuir entre los participantes.

Compostaje doméstico e industrial conviven a la perfección en dos localidades plenamente comprometidas con el medio ambiente y la valorización de los residuos para su transformación en nuevos recursos. Todo un ejemplo de economía circular.

Saludos, Departamento de Comunicación

17 Oct 2021

Galería